miércoles, 15 de agosto de 2012

Shopper Marketing: Compras y niveles de conciencia

Compartimos este vídeo didáctico sobre cómo podemos observar y entender al Shopper y al Buyer para obtener insights que permitan desarrollar estrategias de trademarketing en los puntos de venta.
El video muestra el modo en que se utiliza el eye tracking para estudiar cómo los ojos de los consumidores exploran el entorno del supermercado. Los ojos observan manteniendo una jerarquía de reconocimiento.

1. Primero reconocen la forma, por eso que es tan importante que podamos desarrollar nuevas formas de envases cuando necesitamos diferenciar productos en la Góndola. Eso lo aprendí por propia experiencia, en Nestlé, cuando necesitábamos poder diferenciar las propuestas de Nescafé Clásico de Dolca en la góndola. Solo cuando se cambio la forma del envase de Nescafé Clásico de un envase recto a uno con silueta, la diferencia se hizo clara y patente para el buyer en la góndola.

2, Luego determinan el Color, es por eso que cuando queremos agrupar una misma línea de productos bajo una marca mantenemos las formas pero los diferenciamos por color

3. Por último se examina la zona que rodea al objeto, es por eso que cuando se hacen exhibiciones deben ser llamativas pero deben ser coherentes con el contexto, para que puedan ser advertidas y decodificadas por el buyer correctamente. La gente se desplaza en el supermercado en modo "beta", subconsciente, "ojo perezoso"  y cuando un producto interesa, o llama su atención recién se pasa al modo "alfa" o consciente. Es por eso que experimentalmente se observa que exhibiciones fuera de "lugar" no son advertidas por el Buyer.

También se analiza el caso de los compradores que llevan su "lista" al supermercado. Esta probado que en lugar de comprar menos o realizar menos compras impulsivas, ocurre todo lo contrario. Es como si se dijeran a si mismos "bueno cumplí con lo que debía comprar , ahora merezco darme un gusto". Mientras que si se va sin lista la tensión está puesta en no olvidar nada y eso disminuye la posibilidad de compras impulsivas.

También esta probado que ir en un horario donde podemos llegar a tener hambre hace que terminemos comprando más, por eso es que en los horarios cercanos al medio dia, las cocinas de los supermercados así como las panaderías permiten el seductor aroma de las comidas seduzcan a los consumidores.
Entonces ya saben para cuidar el presupuesto deben ir al super bien comidos!

Publicar un comentario